CRÍTICA | ‘Madres’ regresa más al límite en su segunda temporada

La segunda temporada de ‘Madres’ se estrena este viernes, 13 de noviembre, en Amazon Prime Video, pero TV EN CADA MOMENTO ya ha tenido acceso a los primeros capítulos de esta nueva tanda y solo podemos decir que regresa con los personajes más al límite que nunca.

Esta nueva temporada regresa con el personaje de Elsa (Carla Díaz) a punto de salir del hospital tras estar mejor de su anorexia, pero un suceso hará que cambie de rumbo y deba seguir encerrada en el área de psiquiatría. ¿Que estará dispuesta a hacer la adolescente por amor?

Por si fuera poco, el personaje de Marián (Belén Rueda) empieza a sufrir ataques de fibromialgia, aunque ella estará más preocupada por poder sacar a su hija del hospital que de sí misma. ¿Qué es capaz de hacer una madre por su hijo, dejando incluso de lado la propia salud?

Uno de los temas que me parece más interesantes, y que se toca en esta temporada, es la del bullying, ya que un niño que sufre esta plaga que azota los colegios tendrá que convivir con su agresor en la misma habitación, sin que ni los médicos ni los familiares de ambos lo sepan. Con una buena interpretación por parte de los niños, los espectadores nos podremos meter de lleno en lo que vive una persona que sufre dichas circunstancias y que se le llegará a pasar por la cabeza para terminar con ello.

A pesar de todos estos problemas, siempre queda un hueco para el amor, y una de las tramas más tiernas llegan de la mano de Paula (Eva Ugarte) y uno de los nuevos pacientes, que tratará de utilizar todos los recursos que tenga a mano para enamorar a la ginecóloga. Aunque ‘Madres’ sea una ficción tan dura en cuanto a sus tramas, aquí encontraremos un oasis de risas dentro del desierto de la desesperación del resto de personajes.

En el reparto se puede destacar la entrañable Mila, interpretada por una magistral Rosario Pardo, y el personaje en el que se pone la piel Ana Labordeta, la enfermera Vicky, a la que todos quisiéramos tener cuando tenemos que estar ingresados en un hospital. Además, esta segunda temporada se ha nutrido de la primera, premiando a los personajes episódicos más icónicos y convirtiéndolos en principales, por lo que si te encariñaste con alguno de ellos, puede que te los vuelvas a encontrar por Amazon Prime Video.

Si hay un único fallo que se puede destacar y sigue teniendo la serie es su duración. Más de una hora y cuarto de episodio se hace eterno para una generación que hemos normalizado las series de 50 minutos, o incluso de 30. A diferencia de las series de Netflix, será complicado que alguien se meta con un maratón, entre pecho y espalda, una temporada de 13 episodios de tal duración.

En definitiva, en la segunda temporada de ‘Madres’ encontraremos lo que venimos buscando desde el final de la primera: historias que nos pongan los pelos de punta, además de una risilla tonta en la boca o una lágrima en algún momento. Al fin y al cabo, emoción en estado puro.

Deja un comentario